La historia del origen del café es un enigma que aun está por resolverse. Lo cierto es que los primeros hallazgos históricos hablan de un origen en Etiopía y Yemen hacia el siglo XV. Ya en el siglo XVI se expande su consumo al mundo árabe e islámico y de ahí se da la introducción de la bebida en Europa y en el Nuevo Mundo en los siglos XVII y XVIII hasta gozar de plena popularidad en Occidente en el siglo XX hasta nuestros días.

¿Sabes que significa la frase “una tasa Joe” en Estados Unidos?

¿Sabes qué empresa presentó al mundo las diferentes formas de tomar café?

¿Sabías que el café se conocía como el vino árabe y está evolucionando hacia algo similar a la cultura del vino?

Las Tres Olas

Primera Ola

En la primera ola del café los consumidores vieron a el café como una bebida con usos energéticos para aumentar la productividad en el trabajo. Durante la Primera y la Segunda Guerra mundial los militares lo usaron como un alimento básico para sus soldados. De ahí el origen de la expresión “una taza de Joe” refiriéndose a “Joe” como un hombre cualquiera que necesitaba tomar café a diario para mantenerse despierto y alerta.

En la primera ola se hace evidente la aparición del café como un commodity que comienza a evolucionar al verse expuesto en las cadenas de supermercados. Algunos hitos importantes de esta primera ola son:

  • El uso de granos aromatizados artificial o naturalmente
  • Consumo de café súper oscuro y amargo
  • Aparición del café en el supermercado
  • Consumo de café molido y empacado

Segunda Ola

En la segunda ola del café llega el imperio de Starbucks. Compañía norteamericana que revoluciono el mercado americano al introducir las diferentes formas de tomar café.

En la segunda ola se hace evidente la transformación del acto de tomar café en un ritual o una experiencia memorable. Aquí es cuando Starbucks transforma sus tiendas en lugares de encuentro y trabajo en donde se puede disfrutar diferentes cafés de todo el mundo mientras que se es atendido por un barista que agrega diferentes ingredientes a la bebida de forma creativa. Algunos hitos importantes de la segunda ola son:

  • Introducción de la figura del barista
  • Gran enfoque preparaciones de café saborizadas
  • Continuación del uso de café oscuro y amargo
  • Góndolas enteras del supermercado dedicadas al café
  • Introducción del origen del café por país

Tercera Ola

En la tercera ola se hace evidente la noción del café como el “nuevo vino”. El café comienza a categorizarse y venderse por tipo de grano y denominación de origen (país, región, finca y caficultor). También se comienzan a utilizar término de “café especial” que a su vez es la sub-industria de café más grande en los Estados Unidos.

En la tercera ola del café se popularizan las ferias comerciales, las competencias y las subastas de café. Los caficultores comienzan a experimentar con fermentaciones y los tostadores con niveles de tostión y mezclas de granos de diferentes orígenes.

Algunos hitos importantes de la tercer ola son:

  • Énfasis en las notas especificas de aroma y sabor
  • Perfiles de tueste más ligeros
  • Arte Latte como técnica de preparación
  • Granos de origen único provenientes de microlotes y nanolotes origen único (finca única)
  • Alto grado de compromiso con la transparencia de origen, trazabilidad y ética en los negocios con el caficultor
  • Métodos de preparación manual como verter sobre conos (Chemex y V60) y prensas francesas
  • Énfasis en la frescura del café
01-EMPAQUE_0073

Resaltando la Unicidad

Durante la primera y segunda ola del café, la gran mayoría de los caficultores de Colombia vendían sus granos a la Federación Nacional de Cafeteros (FoNC por sus siglas en español), famosa por dar vida al personaje de Juan Valdez y su Mula Conchita. La FoNC aprovecho esta estrategia publicitaria no solo para aumentar la percepción de calidad y de denominación de origen, sino que también le ayudo a consolidar la producción y exportación del café colombiano a todo el mundo.

Hoy en día la presencia de grandes multinacionales acapara la producción de todo el café de alta calidad colombiano. Poco a poco algunos inversores privados tanto nacionales como internacionales están dándole un giro a ello gracias a el interés que se ha despertado en la tercera ola hacia el café de origen único.

Es aquí donde nuestra labor toma relevancia dado que tenemos la firme convicción de redescubrir todos esos granos que crecen ocultos en las diferentes fincas a lo largo y ancho de Colombia.

Sabemos que los cafetales son como los viñedos en donde la ubicación geográfica, la altura, el clima, los suelos y el cuidado de los cafetales son fundamentales a la hora de destacar todos los sabores y aromas únicos que resultan en cada uno de los cafés especiales.

Carrito de compra
Scroll al inicio